Cada vez, la minería, apuesta más por la mecanización y automatización de sus operaciones. Siendo un sector de alto riesgo, ha sabido mejorar sus estandares de seguridad y de condiciones de trabajo desde hace ya décadas y en muchos lugares ya se empieza a olvidar la antigua dureza de ciertas minas.

Sigamos avanzando.